Montes de María

<< Territorio de Paz >>

A partir de julio del 2016 se ha estado apoyando con acciones de incidencia política y participación ciudadana desde Bogotá a Jorge Luis Montes Hernández. Líder campesino de los Montes de María condenado en primera instancia a 39 años de prisión en la cárcel de media seguridad de Chiquinquirá.

Después de intervenir en un Septimazo con música, arte y, como acción principal, un mural con el rostro de Jorge Montes en la calle 19 con carrera séptima para dejar un mensaje a la ciudadanía sobre la falta de coherencia en la implementación de los Acuerdos de Paz; y, el seguimiento, asesinato y violación de los Derechos a las víctimas del conflicto. Pues, hoy en día las víctimas siguen siendo amenazadas y asesinadas.

Por ello, nuestro interés es poder generar un diálogo entre el campo y la ciudad, a partir de las problemáticas que viven las comunidades de los Montes de María y sus líderes y lideresas, como Jorge Luis Montes, con las experiencias vividas en lo urbano, como el caso de las madres de Suacha y Edgar Rojas, Servidor Público. Con el fin de ser puentes de comunicación entre el campo y la capital para ayudar a fortalecer los procesos organizativos de las comunidades de la Alta Montaña como los de Bogotá.

 Fotografia por:   kristian sanabria   / Grafica por:   @21cuervos

Fotografia por: kristian sanabria / Grafica por: @21cuervos

PROBLEMÁTICA:

En el año 2013 cerca de 1.500 campesinos de 40 comunidades de la zona de la Alta Montaña del municipio de El Carmen de Bolívar – Montes de María-, realizaron una caminata pacífica por la vía que conduce del Carmen a Cartagena bajo la consigna “La montaña se mueve por la reparación integral y transformadora”. Esta movilización se dio frente a la falta de garantías para el goce efectivo de los derechos de las comunidades de la Alta Montaña, un reclamo ante el Estado y la sociedad que viene de décadas atrás. La marcha fue el camino tomado por la Alta Montaña después de haber agotado todos los espacios de diálogo con el gobierno sin ninguna solución a la crisis humanitaria de la zona a causa del conflicto armado. 

El 8 de abril en el municipio de San Jacinto, Bolívar, se instalaron mesas de concentración para acordar con el Estado soluciones y garantías a los derechos históricamente vulnerados, la reparación integral. Logrando 91 acuerdos entre ellos la pavimentación de la transversal de los Montes de María, ambulancias, dotación de puestos de salud, educación oficial, proyectos productivos, antenas de señal telefónica, kioscos vive digital, computadores para las escuelas, entre otros.

Luego de estos hechos y hasta la fecha el líder comunitario y campesino Jorge Luis Montes fue encarcelado sin justa causa como líder visible de la marcha y de las exigencias de las comunidades campesinas de la Alta Montaña. Siendo acusado, por la Fiscalía como responsable de los delitos de rebelión, desaparición forzada, homicidio en persona protegida, extorsión, secuestro, concierto para delinquir; que no han sido comprobadas hasta el momento.

Por tal motivo,  comunidades campesinas de la Alta Montaña exigen su libertad y garantías de seguridad para Jorge Montes, quien se encuentra en la actualidad bajo una difícil y preocupante situación que amenaza su vida e integridad física y psicológica, pues ha sido objeto de un atentado contra su vida y amenazas de muerte con palabras como “usted ya está pago”. Además de extorsiones y presiones al interior de penal en Valledupar en donde se encontraba recluido. Atendiendo a esta solicitud Jorge Montes fue trasladado, pero a la cárcel de Chiquinquirá, Boyacá el 28 de junio del presente año, quedando alejado de su familia quienes actualmente residen en el departamento de Bolívar.

El municipio del Carmen del Bolívar; que ha dedicado su vida al liderazgo campesino, defensa de los derechos de las poblaciones vulnerables del Carmen de Bolívar, zona rural golpeada por el conflicto durante los años 2000 y 2010, realizando un trabajo de liderazgo y fomentando el empoderamiento campesino por medio de acciones comunales.

ACCIONES:

RUEDA POR LA LIBERTAD

Una iniciativa de contar a los transeúntes de Bogotá qué son los Montes de María, dónde están ubicados, cuál es su situación actual, qué está sucediendo con sus líderes y lideresas, y el por qué un líder campesino está preso actualmente sin cometer algún delito. A partir de recorridos llevados a cabo todos los viernes del mes de marzo en bicicleta, de un punto de la ciudad a otro, colocando audios y perifoneo, pósters en las paredes, y dando propaganda e información sobre el tema. En los puntos de llegada como plazas y parques, se proyectaba el documental acerca de Jorge y del territorio de los Montes de María. A su vez, se aprovechaba para vender postales y agendas con el fin de conseguir recursos para ayudar a Jorge.

T.A MEMORIAS PARA OLVIDAR

PARA OLVIDAR como proceso en visibilizar las dinámicas del campo y la ciudad.

T.A significa Te Amo. Y precisamente, quisimos y seguiremos mostrando que todos estos casos giran alrededor del AMOR. Del AMOR de los padres a un hijo, del de la madre a un hijo, el de la hija a un padre y el de amigos. Con el propósito de visibilizar y generar una reflexión en torno a la problemática de los Falsos Positivos Judiciales y Falsos Positivos a partir de los siguientes casos: Jorge Luis Montes, líder campesino, las Madres de Suacha, falsos positivos y Edgar Rojas, Servidor Público.

¿QUÉ SON LOS FALSOS POSITIVOS JUDICIALES?

Según el CINEP, entendemos los Falsos Positivos Judiciales, como:

Montajes judiciales realizados a civiles, muchos de estos, activistas en la denuncia y/o la defensa de los derechos humanos y los derechos de las víctimas. El objetivo: Tacharlos de integrantes de organizaciones guerrilleras y deslegitimar el trabajo en defensa de los derechos de las víctimas. Se destacan por sus irregularidades, el papel clave de supuestos desmovilizados de las organizaciones guerrilleras, la recolección ilegal de información por parte del DAS y otros organismos de inteligencia y la fabricación de informes de inteligencia dentro de instalaciones militares que luego son usados por las fiscalías para la apertura de los procesos. (CINEP, pp. 150)

Además queremos, por lo anterior, preguntarnos y generar la discusión, en cuanto a si un servidor público acusado injustamente por no recibir sobornos podría catalogarse como un Falso Positivo Judicial o no.