Lluvia_ Juan Sebastián Ramírez

Ahora no hay día que pase que no llueva en Bogotá

Y sin embargo aquí no se puede estar boca arriba

y tomar el agua para saciar la sed

¿Hoy en qué parte se podría hacer esto?

 

Esta lluvia de ciudad es una tristeza sucia

Pues es peor que la melancolía o la angustia

De estar perdido en el aguacero de la selva

 

Esta selva está particularmente infectada

Pues ha borrado todo deslinde o asomo de luz:

No es el hombre o la naturaleza,

No es la distancia con el mito

No es la otredad que reclama vida

 

Esta selva y su lluvia ácida son solo muerte

Cada instante podemos escuchar

porque ya no podemos mirar

como las gotas se suman y se multiplican

para crear una pieza de terror: ruido infernal

 

Ahora solo nos queda esperar la inundación

La de nuestro río muerto: Bogotá