casos avivato

María Paulina Restrepo

Barriga de trapo

Barranquilla – 1997

Un amor que ata no es un amor que une. La adolescencia es el momento de la vida en que suelen cometerse locuras que a largo plazo dan forma a nuestro carácter, durante esta etapa nos aferramos a ideas en las que creemos porque nuestro instinto así lo indica,  en esta etapa todo nos parece posible.

Una adolescente de 16 años en la desesperada búsqueda de atar a su vida a quien creyera era el amor de su vida encontró un embarazo como la mejor y más creíble idea para evitar que el ser amado se alejara, sin embargo, dentro de Liliana Cáceres Herrera no crecían hijos, pero sí una prominente barriga que, al paso de los meses, llamó la atención de los medios de comunicación porque Liliana aseguraba que dentro de ella llevaba 9 hijos. El acontecimiento fue adquiriendo notoriedad suficiente para que el entonces gobernador del Atlántico, Nelson Polo Hernández, ofreciera un empleo al padre y a través de los medios de comunicación se inició una campaña para recolectar suministros básicos para la vida de los no natos.Los colombianos conmovidos y sorprendidos por la increíble historia no dudaron en ayudar a la madre que atravesaba por un embarazo múltiple. Tras varias negativas de Liliana para realizarse los exámenes médicos propios de su condición el 29 de noviembre se descubrió que Liliana llevaba sobre sí trapos y prendas de sus familiares que estos creyeron extraviadas.

La mujer pidió perdón a su novio, a sus familiares y a la sociedad. En 2015 para una entrevista declaró que como una maldición tras la cinematográfica historia no había podido encontrar el amor.

Randy Mora

El proceso 8000

Cali, Bogotá; en la esfera política de Colombia, en el extranjero; vergüenza nacional – 1995

Lo que no mata, engorda. Bajo esta premisa podemos definir las acciones del narcotráfico en nuestro país en las décadas de 1980 y 1990 un legado que parece resistirse a morir aún en nuestros días. Mató a cientos de personas por todo el país y engordó las cifras de corrupción y desconfianza de los colombianos en sus instituciones. El narcotráfico hizo metástasis en el país afectando la seguridad nacional, generando violencia que contagió atodas las esferas sociales del país, salpicando incluso en lo más alto, este cáncer también hizo que Colombia tuviera sus 15 minutos de fama en el exterior, una fama que nadie desea. 

En 1994, el candidato a la presidencia Andrés Pastrana Arango, entregó unos casetes (o “narcocasetes”) que contenían conversaciones entre el periodista Alberto Giraldo y los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela sobre la filtración de dineros del Cartel de Cali a la campaña política por la presidencia de Ernesto Samper Pizano. Los constantes rumoressobre la filtración de esos dineros a la campaña, originó una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación no solo al presidente electo, sino a una larguísima lista de vinculados políticos (representantes, senadores, ministros, un procurador y un contralor general), empresarios, y hasta músicos relacionados con los dineros del narco. La cantidad de la infiltración de dineros ilícitos fue tan alarmante que no quedó duda alguna sobre la veracidad del hecho. Horacio Serpa en representación del Partido Liberal al que pertenecía Samper, se encargó de la defensa en la investigación que le abrió la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes al presidente en ejercicio: con 111 votos a favor y 43 en contra, se permitió que se archivaran los cargos contra Samper. Estados Unidos le retiró la visa al presidente y retiró la certificación al país en materia de lucha contra las drogas. Algunos terminaron en la cárcel, como el entonces ministro de defensa Fernando Botero Zea que aseguró que Samper sí sabía de los dineros del narco en su campaña, en especial cuando Botero fue el director de la campaña de Samper. En este caso los vinculados al proceso, tal como se mencionó en El Espectador en una edición especial, “ni fueron todos los que estuvieron, ni estuvieron todos los que fueron. Esa fue la gran conclusión que dejó el proceso 8.000” [1].

Hoy Samper es presidente de Unasur.

“(es como) si un elefante se mete en tu casa y no te enteras” - monseñor Pedro Rubiano.

Daniel Acuña

Adiós a la Caja Agraria

El banco con mayor presencia en todo territorio nacional: 1931 – 1999

Como muchas entidades y empresas del Estado, la Caja Agraria (Caja Colombiana de Ahorros) no logró superar la prueba del tiempo, gracias a la astucia de algunos colombianos que, a través de generaciones, desangraron de una manera u otra el banco que impulsaba el agro en Colombia (desde robos y estafas, adjudicación de subsidios de manera escrupulosa, tratos demasiados generosos con el sindicato de la Caja durante años, o desvíos de fondos para cubrir funciones que no le correspondían). 

Basta una búsqueda de la historia de este banco, para vislumbrar que los problemas que afrontó durante sus 68 años fueron, en gran medida, los problemas de la corrupción. Un banco que se convirtió en símbolo del desarrollo y sostenimiento de la vida del campo colombiano (llegó a contar con 864 oficinas, más que ningún otro banco en la historia de Colombia), le tocó una larga y agónica estocada final con la apertura de los mercados y políticas neoliberales, con las cuales la financiación terminó por hacerse insostenible. Incluso, encontrándose ad portas de su liquidación, el entonces presidente de la Caja Agraria, Benjamín Medina, entregó la carta de renuncia exigida por la Procuraduría, en tanto salió a la luz que en su administración existían malversación de fondos; como ejemplo, sus viajes cada fin de año en una avioneta a visitar a su familia con dineros del banco. 

La Administración que entró a sustituir a la de Medina en 1999, aseguró que una red de corrupción se extendía en todo el país, en donde, tan solo en Bogotá, se habría apoderado de unos 25.000 millones de pesos. Mientras que la Contraloría seguía el rastro a prestamos dudosamente otorgados con un valor superior a los 70.000 millones de pesos [7]. 

Los millones robados o invertidos de manera irregular y los nombres de los responsables y coautores de los desfalcos en los 68 años del banco, son incontables y, con el paso del tiempo, inmemorables.

José Rosero

Estafa en el ICBF

Nariño – 2104

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) fue creado en 1968, y desde entonces su misión es prevenir y proteger la primera infancia, la niñez, la adolescencia y el bienestar de las familias colombianas; velando especialmente por quienes se encuentren en condiciones de amenaza, inobservancia o estén siendo vulnerados en sus derechos. Pero en algunas ocasiones (que no han sido pocas), funcionarios del Instituto han utilizado sus cargos para propender a la protección de sus intereses privados; estas personas velan especialmente por comisiones personales en los contratos que alcanzan hasta el 10% del valor asignado, llegando incluso a realizar amenazas por la inobservancia de los pre-acuerdos a sus inescrupulosos socios.

Ahora bien, ilustremos con un caso.

En el 2014 fue detenido por la Fiscalía, el director regional del ICBF de Nariño, Héctor Fabio Quiroz Ordóñez, junto con los particulares María Fernanda Muñoz Díaz, Javier Bastidas Chaves y Ovidio Bernardo Martínez Erazo; quienes, habían manipulado el proceso licitatorio para beneficiarse por la adjudicación de dos contratos del programa “De Cero a Siempre”, por un valor de $3.792.382.812. El trámite en el que se vieron implicadas, se orquestó bajo la batuta del ex director Quiroz Ordóñez, creando la fundación “Semillas para la Prosperidad” y en asociación con la empresa Cooperativa Multi-activa, cumpliendo con los requerimientos de experiencia exigida; luego se conformó la unión temporal“Creando un Futuro para Nariño” [11]. Posterior a la adjudicación, a los contratos se le hicieron una adición contractual por $1.134.889.000 de pesos, con la única condición que el 10% fuese a parar a Quiroz y compañía. El contratista se negó a realizar el pago del porcentaje exigido, y ante la negativa, el ex director regional solicitó los servicios de alias Carlos, un cobrador criminal (sí, el de la moto).

Un año más tarde, Héctor Fabio Quiroz fue condenado por el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Pasto, a 7 años de prisión y a una multa de 400 millones de pesos, declarándose culpable de los cargos de cohecho propio, interés indebido en la celebración de contratos, enriquecimiento ilícito de particulares y extorsión tentada. María Fernanda Muñoz fue condenada a 51 meses de prisión [12].

En Colombia, algunas personas parecieran jugar constantemente al teléfono roto con las leyes y principios que rigen esta sociedad, y más grave cuando son éstas las encargadas de velar por los derechos de los colombianos y colombianas más vulnerables.

 

Juan Sebastián Rosillo

¿Cuál Profesión ejerce? Todas

Huila – 2001

Indicar cuál es el límite de lo moralmente correcto, cuando una broma -por muy ingeniosa que pueda parecer una idea- saca provecho de más de un incauto, es en algunos casos, difícil de acotar. Podría decirse que la proporción de un engaño es equivalente al daño causado a una persona, a una población. Engaños que han existido en Colombia de todas las proporciones y épocas. En 1960 un hombre se hizo pasar por Embajador de la India en Neiva, como un marajá de nombre Rahama Machaka. Gracias a su atuendo y a su acento, fue tratado con los mejores agasajos, disfrutando de una noche a expensas de los curiosos incautos. 

Terminando el siglo XX,  Eduar Coronado Charry, se hizo pasar por médico, guerrillero, militar, petrolero, veterinario, tramitador de pensiones, entre otras profesiones. La “jugada” se expandió durante varios años. Las víctimas de sus estafas eran usualmente personas desempleadas o adultos mayores. En 1999 extorsionaba a comerciantes y ganaderos, haciéndose pasar por un guerrillero de las FARC. En 2001 se hacía pasar por veterinario, y los animales que le dejaban a su cuidado, los remitía a una veterinaria a unas cuantas cuadras donde tenía su negocio, beneficiándose por el trámite. Al momento de su captura, se encontraba dictando una charla sobre primeros auxilios en Pitalito, Huila, en el colegio Jerónimo de España. 

Capturado en 2001 por el extinto DAS, bajo los cargos de “estafa, falsedad personal, hurto, secuestro y utilización de prendas de uso privativo de las fuerzas militares [15]”. Lo que sí se sabe de él es que es bogotano, conductor de profesión, y para el momento de su captura tenía 26 años.

Raúl Orozco -Raeioul-

Carrusel de la contratación

Bogotá – 2010.

Pasaron los meses y los años; obreros tendidos bajo el sol, deambulado detrás de las lonas verdes para cerramiento en la obra de la tercera fase de Transmilenio por la calle 26, o simplemente jugando parqués, sin más. Los bogotanos se acostumbraron a los trancones, a los desvíos de las rutas de transporte y la post-apocalíptica visión de una Bogotá parcialmente destruida, sin remedio, como si no fuese un hecho extraordinario. 

El desfalco que se generó a la capital del país fue estimado en unos 2,2 billones de pesos [17]. Sin embargo, el tremendo robo a las arcas de la ciudad no solo tuvo que ver con la adjudicación de la obra de Transmilenio en su tercera fase, sino que abarcó contratos por otros conceptos, además de millonarias adiciones a los contratos una vez adjudicados. Y quizá, el más renombrado adjudicaciones fue por el cual se condenó al ex alcalde mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, en lo concerniente a la adquisición de ambulancias y la manera fraudulenta en la que se manejó el contrato para que quedara en manos de la asociación de la empresa TAMy la Unión Temporal Transporte Ambulatorio Bogotá [18]. 

En esta serie de inmensos desfalcos se vieron involucrados el ex alcalde de Bogotá; su hermano congresista, Iván Moreno; el ex gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz y su esposa Luz Rozo; el ex concejal José Juan Rodríguez; el ex contralor de Bogotá Ángel Moralesussi; el ex secretario de salud de Bogotá Héctor Zambrano; la ex directora del Instituto de Desarrollo Urbano Liliana Pardo (en este momento prófuga de la justicia); el ex subdirector de esa misma entidad Inocencio Meléndez; el ex presidente de Conalvías Andrés Jaramillo; los contratistas Emilio Tapia, Julio Gómez, entre otros; los empresarios y primos Guido, Manuel y Miguel Nule. No todos han sido procesados por la justicia y muchos otros intermediarios, de distintos niveles, se encuentran en libertad.

Una anécdota: la noche del sábado 5 de septiembre del 2015 en la cárcel de la Picota en Bogotá, fueron encontrados en un asado y tomando whisky “Juan Carlos Ortiz y Tomás Jaramillo, cerebros del desfalco de la comisionista Interbolsa; el abogado Álvaro Dávila y el ex concejal José Juan Rodríguez, en prisión por el ‘carrusel de la contratación’; el ex gobernador de Arauca Julio Enrique Acosta Bernal, tras las rejas por homicidio y nexos con paramilitares; y Camilo Bula Galeano, condenado a ocho años de prisión por un detrimento de 31.500 millones de pesos en la Dirección Nacional de Estupefacientes [19]”.

¡Todos para uno y uno para todos!

Toxicómano

Agro Ingreso Seguro (AIS)

Por todo Colombia: 2007 – 2009

El programa Agro Ingreso Seguro estaba diseñado para fomentar el agro a través de subsidios para los micro, pequeños y medianos empresarios en Colombia. La entidad encargada de programar (métodos de contratación), ejecutar y supervisar los subsidios era el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Social, a cargo del ex ministro Andrés Felipe Arias. La Contraloría General de la Nación, estima que la entrega de unos $12.700 millones en subsidios está siendo investigada por desviaciones y/o ineficiencias en el control de los mismos. El ente de control cuestionó al ex ministro por la posible intervención en convenios “en los cuales se habrían omitido los estudios técnicos, financieros (económicos) y jurídicos” [2].  Esta jugada maestra estaba entregando dinero a grandes terratenientes, que a la vez eran familias políticamente poderosas. Heraldos públicos utilizados para lucrativos negocios y no para el fortalecimiento del campo.

Por ejemplo, en Algarrobo, un municipio del Magdalena, Juan David Dávila Jimeno recibió unos 2.200 millones de pesos a nombre propio y de su empresa (Agroindustrias JMD y Cia.) con el fin de invertir en riego y drenaje. Simultáneamente, le fueron adjudicadas subsidios a sus dos hijos y a su esposa. Dávila astutamente dividió y arrendó sus terrenos a sus familiares, para que así todo quedara en casa. Incluso, algunos narcotraficantes como Ismael Augusto Pantoja Carrillo, alias « El Negro », recibió dinero de AIS: 194 millones de pesos por capitalización rural y un crédito preferencial por 500 millones. Hoy en día se encuentra preso en Estados Unidos por narcotráfico [3].

Y el avivato mayor en este caso, el ex ministro Andrés Felpe Arias, quien fue destituido e inhabilitado por 16 años; condenándolo en el 2014, además, la Corte Suprema de Justicia a 17 años de prisión y a pagar una multa de 30.800 millones. El ex ministro se encuentra en Estados Unidos prófugo de la justicia colombiana, en donde cuenta con asilo político y habría solicitado la residencia definitiva en ese país.

Soma Difusa

El final de la era del tren

Periodo de funcionamiento: 1954 – 1991

Con la propósito de integrar las empresas ferroviarias que en Colombia existían y que eran administradas por regiones, fue como Ferrocarriles Nacionales de Colombia (FNC), una entidad estatal adscrita al Ministerio de Obras Públicas, nació al mundo en 1954. 

Si para 1974 esta red ferroviaria transportaba el 12% del total de la carga movilizada en el país, en 1989 transportaba tan solo el 4%. Para 1975 FNC sufría graves problemas financieros causados por las cargas prestacionales heredadas de las anteriores empresas de administración regional, o los altos porcentajes de pensionados con respecto al personal activo [4]. 

En el Gobierno de Virgilio Barco se decidió dar cristiana sepultura a la FNC, otorgándole la misión de renovar, expandir y sostener la infraestructura férrea de Colombia a Ferrovías. Sin embargo, estos propósitos nunca se realizaron. El desangramiento de lo poco que quedó de la era del tren en Colombia llegó con la corrupción. En 2003, el ex presidente de Ferrovías, Julián Palacio Luján, adquirió en su administración 17 predios (en Bogotá, Cali, Palmira y Bucaramanga), que estaban avaluados en más de 500 millones de pesos; además, el Tribunal Superior de Bogotá condenó a este furtivo comprador a 10 años y 4 meses de prisión por irregularidades encontradas en la adjudicación de diversos contratos [5]. Uno de ellos, celebrados en 1997 ascendía los 18 mil millones de pesos con las empresas Cargo Plus Ltda. y Asesoría Jurídicas Especializadas por concepto de asesorías; que, por cierto, nunca se realizaron. Una de las empresas había sido creada meses antes por la esposa del señor Palacio.

Vale recordar que, el mismo Palacio, en respuesta a una denuncia pública hecha por Andrés Pastrana Arango en 1997, aseguró que Ferrovías “ha llevado por buen camino el proceso de recuperación del ferrocarril a través del sistema de concesión” [6].

Maite Ibarreche

Del Rincón del Vago al Concejo de Bogotá: pequeña historia de un plagio

Bogotá – 2006

Y es precisamente “pequeña”, porque en esta historia, la persona o las personas que cometieron plagio, nunca fueron juzgadas o sancionadas al respecto; e indigna saber que el plagio se cometió en el Concejo de Bogotá, a nombre del ex concejal Leo César Diago. Inmediatamente el caso incita la risa (con matices de vergüenza ajena) al conocer que el texto plagiado contiene extractos de los portales web de El Rincón del Vago, Icarito y la Corporación Red País Rural. 

El Proyecto de Acuerdo presentado por el concejal, buscaba que entidades del Distrito aportarán recursos para apoyar medios de comunicación alternativos; propuesta interesante ¿o no? No obstante, contenía extractos que, reproducidos de manera exacta, pertenecían a publicaciones hechas en las mencionadas plataformas virtuales, las cuales sí contienen las correspondientes fuentes citadas [8] para no incurrir en plagio. 

El concejal se defendió al exponer que los responsables del plagio habían sido los miembros de su equipo de trabajo. Por esta acción, que bien pudo costarle la destitución de la investidura, o como lo señala el código penal en los artículos 270 y 271, prisión de 2 a 5 años y una multa entre los 200 y 1000 salarios mínimos vigentes; el escándalo no pasó de ser un bochornoso episodio para el entonces concejal, y no le acarreó ningún tipo de sanción. 

Tristemente, este no ha sido el único caso de plagio en el Consejo de Bogotá: Luis Fernando Olivares también plagió textos en un Proyecto de Acuerdo, aludiendo argumentos similares a los de Diago [9].

Ceroker

Policías en la olla

Bogotá – 2016

Una ollaes como se le conoce a ciertas zonas de las ciudades grandes e intermedias; en donde el tráfico de drogas o la prostitución es el día a día y, usualmente, exentas de cualquier control de la fuerza pública. Conformándose un entramado social que genera sus propias normas y microeconomía gracias a las dinámicas ilícitas. En algunos casos, el auspicio o extorsión, a cambio del silencio por parte de agentes de la fuerza pública, permite que las actividades ilegales continúen su curso normal. 

Tal fue el caso de 17 policías que en un barrio del centro de Bogotá (San Bernardo, localidad de Santa Fe), hacían parte de la nómina de los traficantes de droga del sector. Los agentes llevaban la contabilidad en una libreta del cobro del dinero y entre ellos sorteaban con los dados la responsabilidad de recogerlo diariamente. Estos policías fueron filmados por un infiltrado, que logró captar la falta de conciencia con la cual procedían en la actividad delictiva, llegando a hacer afirmaciones al momento de repartir el dinero como “Sí, buenas: en este momento la policía nacional no trabaja, gracias por sus servicios, muy amables, la policía nacional no trabaja”, mientras se encerraban en un CAI móvil. Los policías fueron capturados por la DIJIN junto a otros 20 civiles.

El caso fue revelado por el noticiario Noticias Uno, quienes obtuvieron parte de aquellos videos. Se puede encontrar el hecho noticioso en el canal de YouTube del noticiero (NoticiasUnoColombia) con el título de “Policías reparten lo que le cobran por día a los jefes de una banda de microtráfico [10]”.

 

Cristhian Ramírez –Muchozorro-

Pescando en río revuelto

Tragedia del Salgar y Crisis humanitaria en la frontera con Venezuela – 2015

Hay estafadores de todo calibre. Quienes en busca del beneficio propio se aprovechan de las necesidades de los demás, de las crisis o tragedias que afectan a las comunidades o determinados sectores de la población colombiana, sacando provecho de las ayudas humanitarias que, en teoría, deberían recibir los verdaderos damnificados. 

En lo concerniente a la tragedia de Salgar, Antioquia, una avalancha provocada por fuertes lluvias dejó sin hogar a decenas de familias. El gobierno reconoció ayudas a los damnificados (unas 1000 personas) y anunció planes para la reconstrucción de las viviendas. Los mismos sobrevivientes de Salgar, señalaron que tras las ayudas mencionadas, personas ajenas a la población se habian beneficiado de los paquetes humanitarios o que esperaban acceder a los proyectos de reconstrucción de vivienda [13]. Algo similar, aunque en una crisis distinta, se presentó cuando cientos de colombianos fueron deportados desde Venezuela en condiciones que vulneraban sus derechos. En su momento, la procuradora delegada para la Infancia y Familia, Ilva Myriam Hoyos, alertó sobre falsos deportados que accedían a los beneficios de subsidio [14].

Según la Ley 1474 de 2011, estas personas estarían incurriendo en Fraude a Subvenciones; en la cual consisten, en obtener una subvención, ayuda o subsidio proveniente de recursos públicos, mediante engaño sobre las condiciones requeridas para su concesión o callando total o parcialmente la verdad; lo que acarrearia una pena privativa de la libertad de 5 a 9 años, una multa de 200 a 1000 salarios mínimos y la inhabilidad para ejercer funciones públicas de 6 a 12 años.

image10.JPG

Amelia Amortegui

Multa por pago anticipado a la deuda

Una práctica que se hizo usual entre los bancos colombianos: 2012 – 2013

Cuando una persona adquiría una deuda con un banco en Colombia, y decidía hacer pagos anticipados a la deuda contraída, las entidades bancarias cobraban por ese pago una multa; puesto que el beneficio económico que recibía el banco provenía de los intereses generados en las cuotas de los usuarios, argumentando que un pago anticipado generaba un lucro cesante. Es decir, que al banco se le debía indemnizar por los ingresos que dejaba de obtener a través de los intereses captados en los préstamos a los usuarios. Esto, en el caso de que alguien recibiera un dinero de más (el pago de las primas del salario, la liquidación o bonificación al término de un contrato de trabajo) y abonara a la deuda con el banco antes que se generaran los intereses, de igual manera tenía que pagar para que los bancos no perdieran dinero. 

Ante este tipo de prácticas bancarias, la Ley 1555 de 2012 estableció que no se podría multar los pagos anticipados por deudas contraídas después del 9 de julio de 2012. Pero la gente seguía perdiendo en todos los casos anteriores a esa fecha: de tal manera que la Corte Constitucional en la Sentencia C-313 de 2013 declaró que los créditos anteriores al 9 de julio de 2012 “también podrán ser pagados anticipadamente, sin incurrir en ningún tipo de penalización o compensación”. Únicamente, aquellas deudas que superen los 880 salarios mínimos podrían imponer clausulas para evitar el lucro cesante. 

Sin embargo, después de la Ley y la Sentencia, se seguió conociendo casos de penalizaciones por pagos anticipados, llamando la atención de congresistas [16] y la rectificación por parte de la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia, Asobancaria, al respecto. En su momento, incluso, algunas entidades bancarias, cooperativas de ahorro y crédito, salieron a la defensa de la multa por pago anticipado, diciendo que de seguir cobrando lo que no podían cobrar, se debía a la falta de una notificación oficial al respecto…

Es como reza el refrán, los bancos no están hechos para perder dinero.

BILBIOGRAFíA

[1] El Espectador, 23 de abril de 2015. El proceso 8.000, a 20 años del escándalo mayor.

http://www.elespectador.com/especiales/el-proceso-8000-20-anos-del-escandalo-mayor-articulo-556513

[2] Procuraduría General de la Nación, 13 de diciembre de 2011. Procuraduría General confirma destitución e inhabilidad por 16 años a ex-ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias.

http://www.procuraduria.gov.co/portal/Procuraduria-General_confirma_destitucion_e_inhabilidad_por_16_anos_a_exministro_de_Agricultura_Andres_Felipe_Arias.news

[3] El Espectador, 8 de octubre de 2009. Agro Ingreso Seguro habría favorecido a narcos.

http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo165592-agro-ingreso-seguro-habria-favorecido-narcos

[4] Departamento Nacional de Planeación, 27 de febrero de 1991. Plan de rehabilitación de la red férrea nacional. Documento: DPN-2517-UNIT.

https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT/Conpes/Econ%C3%B3micos/2517.pdf

[5] El Tiempo, 7 de mayo de 2003. Castigo a corruptos de Ferrovías.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-977749

[6] El Tiempo, 16 de abril de 1998. Denuncian corrupción en Ferrovías.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-739704

[7] El Tiempo, 19 de febrero de 1999. Red de corrupción en Caja Agraria.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-888981

[8] El Tiempo, 29 de marzo de 2006. Diago, ¿el concejal copietas.com?

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1970740

[9] El Tiempo, 17 de julio de 2007. Concejal que aspira a ser Alcalde de Bogotá plagió de internet argumentos para proyecto de acuerdo.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-3643290

[10] Noticias Uno Colombia, publicado el 6 de marzo de 2016. 

https://www.youtube.com/watch?v=ZvUH0CRjCaM

[11] Fiscalía General de la Nación, 18 de diciembre de 2014. Capturado ex-director regional del ICBF en Nariño por corrupción.

http://www.fiscalia.gov.co/colombia/noticias/destacada/capturado-exdirector-regional-del-icbf-en-narino-por-corrupcion/

[12] HSB Noticias, 16 de diciembre de 2015. Héctor Fabio Quiroz fue condenado por grave caso de corrupción en ICBF Nariño.

http://hsbnoticias.com/noticias/judicial/hector-fabio-quiroz-fue-condenado-por-grave-caso-de-corrupci-176591

[13] El Espectador, 25 de mayo de 2015. Hasta 12 años de cárcel podrían pagar falsos damnificados en Salgar, Antioquia.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/hasta-12-anos-de-carcel-podrian-pagar-falsos-damnificad-articulo-562478

[14] El Espectador, 30 de agosto de 2015. Procuraduría denuncia presencia de "falsos damnificados" en crisis fronteriza.

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/procuraduria-denuncia-presencia-de-falsos-damnificados-articulo-582676

[15] El Tiempo, 30 de julio de 2001. El rey de los disfraces.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-450960

[16] El Espectador, 6 de septiembre de 2013. Banqueros responden a críticas por multas de pagos anticipados.

http://www.elespectador.com/noticias/economia/banqueros-responden-criticas-multas-de-pagos-anticipado-articulo-444744

[17] Portafolio, 5 de abril de 2011. Nule devolverán entre 1,5 y 2,2 billones: Fiscal General.

http://www.portafolio.co/negocios/empresas/nule-devolverian-billones-fiscal-general-136958

[18] El Tiempo, 26 de marzo de 2016. El nuevo testimonio que sacude el caso del 'carrusel' de ambulancias.

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/carrusel-de-ambulancias-nuevo-testimonio/16546689

[19] El Tiempo, 15 de septiembre de 2015. Presos por Interbolsa y carrusel armaron asado con whisky en La Picota.

http://www.eltiempo.com/politica/justicia/escandalo-en-la-picota-asado-de-presos-de-interbolsa-y-carrusel/16374401